SOLUCIONES DE FPT INDUSTRIAL PARA LOS NUEVOS RETOS QUE PLANTEA LA LEGISLACIÓN GB VI EN CHINA

En 2020, el nivel de emisiones de 16 autobuses será igual al de 1 autobús de 2007. China está preparada para aplicar la normativa GB VI, al igual que FPT Industrial. Finales de abril fue una época especialmente emocionante para FPT Industrial ya que no solo participó en la feria Intermat de París, sino que también lo hizo en el Salón del Automóvil de Pekín de 2018. En esta ocasión, FPT Industrial exhibió el motor Cursor 9 GBVI, el motor Cursor 11 GBVI, el motor Cursor 13 GBVI, la solución ATS y el Cursor 9 Natural Gas, soluciones de gran eficacia que aúnan rendimiento y el cumplimiento de las emisiones que establece la GB VI. FPT Industrial ha desarrollado una gama de productos completa, que se analizó y explicó durante el Salón del Automóvil de Pekín, y que se centra en su intervalo de potencia –que va de los 150 CV a los 560 CV–, su sistema de post-tratamiento HI-eSCR y la ampliación de la oferta de motores GBVI, que incluye cinco modelos y dos familias de motores, la F1 y la Cursor. La familia de motores más vendidos –la F1– se une a la galardonada familia de motores –la Cursor– para ofrecer unas prestaciones excelentes: los motores Cursor, en concreto, cuentan con un sistema de inyección simple y un tamaño más reducido que ayuda a rebajar los costes de mantenimiento, que constituyen menos del 46 %.

China lleva años trabajando en la reducción de sus niveles de emisiones: además de la implantación de la normativa GB VI, algunas empresas han decidido confiar en una tecnología diferente para mejorar estos esfuerzos: el gas natural. En los últimos años, FPT Industrial ha hecho entregas de miles de motores de gas natural a China, ofreciendo un producto eficiente que combina potencia y reducción de la contaminación. Los motores de gas natural de FPT Industrial igualan a los diésel en términos de rendimiento, y pueden alcanzar emisiones cercanas a cero CO2 al utilizar biometano. Es más, el motor de gas natural F1C, por ejemplo, puede combinarse con un sistema híbrido de serie, lo que aporta una reducción de combustible y CO2 de hasta el 30 % (en comparación con los motores diésel), y puede alimentar autobuses de hasta 12 metros de longitud, siendo capaz también de cambiar a un modo 100 % eléctrico en zonas que exijan vehículos de cero emisiones.